Un toque de violencia

Se trata de cuatro historias enlazadas entre sí por el tema de la violencia. La película se basa en sucesos acaecidos en cuatro regiones diferentes de la China actual, un país regido por un modelo mixto de planificación comunista y explotación capitalista, que crece y evoluciona en la medida en que se ahonda el abismo entre los trabajadores de base y las élites políticas y económicas. Y aunque el contexto sea significativo, el guión podría adaptarse, por su calado existencial, a sucesos cotidianos en cualquier otro lugar. La película expone situaciones en los que la violencia irrumpe por motivos tan diversos como la indignación, la venganza, la frustración insuperable, o el puro placer... La pregunta se la hacen los propios ejecutores de esta forma de agresividad extrema que a todos nos puede salpicar, en algún momento, por iniciativa propia o ajena: ¿por qué soy violento? 

Jia Zhang Ke hace gala de la pericia del cine chino en la exhibición de esta práctica feroz, pero lejos de recrear, esta llega a resultar inquietante y perturbadora en la medida en que el filme nos presenta personajes creíbles y cercanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario